Estrategias


svg animation, webm video, flv video

Pero, si son tan abusivos, ¿porqué cuesta tanto que triunfen las alternativas?

  1. A menudo, no hay espacio para alternativas, solo te llega una tuberia de agua.
  2. A veces, no existen pero se podrían crear.
  3. Cuando surgen y empiezan a triunfar, las grandes tienden a apropiarse de ellas o estrangularlas comercialmente.
  4. Propagan miedo, incertidumbre y duda (FUD), sobre las alternativas para que la gente no se atreve a dar el paso.
  5. Presionan al gobierno de turno para tener un marco legal a su favor y en contra de las alternativas.

Entonces, ¿que podemos hacer? ¿tenemos contra-estrategias? algunas y bastante probadas, con éxitos y fracasos de los que aprender.

Si no existen alternativas, se crean. Si existen, se potencian

  • Así pues, lo primero, si no hay alternativas, hay que crearlas.
  • Esto tiene un coste inicial en esfuerzo de puesta en marcha hasta llegar a la masa crítica, por lo que intentaremos primero investigar cuales hay y potenciarlas.
  • Si las que hay tienen defectos, hay que ser activos para corregirlos.
  • Realizar esas correcciones también tiene un precio en esfuerzo. Hay que evaluarlo.
  • Aunque decidamos descartar la alternativa existente, no descartemos las lecciones que se pueden obtener de ella.
  • Hay que evitar frentismos, colaboración en lo posible.

Hay casos muy extremos. Por ejemplo, a casa solo te llega una tuberia o cable, y puede parecer que, por naturaleza del sector, no es posible salirse. De todas formas las alternativas que han ido apareciendo demuestran que al final alguien tiene una idea genial que permite liberarnos. No hay que dejar de buscar.

Contra el peligro de la absorción, o apropiación: cooperativismo, licencias virales…

Una estrategia frecuente de las grandes es absorver a las pequeñas que le puedan entorpecer. És un peligro que hay que considerar si el objetivo es desconectarnos de la grande.

Entidades tipo cooperativas, asociaciones, o fundaciones pueden servir como paraguas para este tipo de prácticas. Funciona si se dejan las decisiones que puedan afectar a la autonomía de la alternativa en manos de la comunidad activista, o a lo sumo, algún elemento de la comunidad suficientemente confiable. Por ejemplo Linus Torvalds mantiene la marca Linux aunque el copyright es comunitario.

No por ser fácilmente absorbibles, las empresas dejan de poder ser parte de la alternativa. Muchas funcionan y a menudo son útiles y hasta necesarias. Simplemente hay que tener cuidado con el hecho de que una simple absorción de una empresa, o parte de ella, desmonte la alternativa que estamos construyendo.

Una salvaguarda muy útil es recurrir a licencias o contratos virales que mantenga la alternativa libre de absorciones y cerrazones. El objetivo es que la alternativa siga disponible para la comunidad. Algunos ejemplos de salvaguardas virales:

Contra miedo, incertidumbre y duda (FUD): Información, difusión, acompañamiento…

Las grandes suelen apelar a tácticas tipo FUD (Siglas en inglés para ‘miedo, incertidumbre y duda’) para conservar su nicho de mercado. Esto es, hacerte dudar de que la alternativa vaya a funcionar bien, apelando al viejo dicho de más vale malo conocido que bueno por conocer. Está estudiado que una simple sugerencia de duda hace estragos en las alternativas menos conocidas y los expertos de marketing lo usan con profusión.

En el fondo este es el mayor obstáculo que tenemos. Para contrarrestarlo podemos tomar dos vías.

Por un lado informar:

  • hacer que la alternativa llegue a la gente,
  • dar información veraz y convincente, y
  • dar respuesta clara a los rumores malintencionados.

Por otro hay que acompañar para evitar el vértigo al salto.

  • Compartir experiencias de gente del pueblo que ya ha dado el salto, y
  • montar eventos en los que nos ayudamos mutuamente a darlo.

Lobbies, puertas giratorias y legislacion a medida: desobediencia, hacking, presión popular, altas instancias

La otra pata que sustenta los oligopolios es el propio desgobierno. El poder económico suele tener más influencia en los gobiernos que los propios ciudadanos. Más amenudo de lo que fuera apropiado algunos personajes saltan del gobierno a las grandes empresas y viceversa. Así pues encontraremos legislaciones orientadas a proteger a los grandes y que dificultan el desarrollo de las nuevas alternativas. Sinembargo, no esta todo perdido, hemos encontrado cuatro grandes vías que se suelen usar para luchar contra ello.

  • Desobediencia: Es la opción adoptada en muchos casos por colectivos como PAH o #jonopago. Es decir, negarse a acatar una ley injusta, bien con la esperanza de que dicha ley no sea aplicable efectivamente o simplemente asumiendo las consecuéncias. Esta opción especialmente necesita un buen asesoramiento legal.
  • Hackear la ley: Es decir, usar la ley de alguna forma que no prevista cuando se creo. Por ejemplo, las leyes del copyright establecen el concepto de propiedad intelectual para su exclusividad, el software libre y los creative commons lo usan para fijar condiciones que evitan dicha exclusividad. Otro ejemplo, Som Energia y Guifi.net usan liberalizaciónes muy parciales de sectores monopolistico, que se hicieron para ponerlos en manos empresariales, para devolver el control a la gente.
  • Impulsar cambios legislativos por presión popular: Es lo que se hace con las ILP, las recogidas de firmas, en la calle, pero sobretodo creando un estado de opinión que contraste con el que intentan implantar desde los grandes conglomerados de empresas, que estan bien relacionados con los medios unidireccionales de masas.
  • Agotar recursos a instancias superiores: El camino legal es posible, hoy en dia la instancia judicial más alta no es el tribunal constitucional, si no el tribunal de Estrasburgo. Gran parte de la legislación que se genera actualmente no es más que una adaptación de una directiva europea y mucha legislación nacional esta en conflicto con la europea.

De cara a pensar una estrategia contra un entorno legal adverso puede ser muy inspirador escuchar esta charla de Josep Jover, el abogado que llevo el canon de la SGAE a Bruselas y ganó. (En catalán)

Leave a Reply