Comenta un trabajador social en su Facebook que CaixaBank no les ha permitido abrir la cuenta que necesitaba un indigente para recibir una pensión que estaba apunto de recibir. Sin cuenta bancaria no hay pensión, sin pensión no hay cuenta bancaria. Además les han pedido que no lo intenten con ninguna otra persona del centro. Después mostrarán orgullosos su Obra Social.

Comparte vía